BLOG

NUESTRO BLOG

 

Lo que se planta ahora, el taller de jabón ecológico
de este fin de semana, cómo están los cultivos,
 recetas con productos de la huerta...

Semillas
EN BUSCA DE LA SEMILLA PERDIDA
04 de octubre, 2016| por Admin | 0 Comentarios

A mediados del siglo XX la llamada Revolución Verde cambió la forma de cultivar la tierra a nivel mundial. El uso de plaguicidas, fertilizantes y semillas adaptadas a estos productos, que antes no existían o apenas se empleaban, incrementó de forma espectacular la productividad del campo. Los impulsores de esta revolución perseguían el noble objetivo de combatir el hambre y abaratar los alimentos pero no contaron con algunos efectos secundarios, como la progresiva desaparición de las semillas tradicionales, de menor rendimiento que las nuevas.

Décadas después  –en países como Alemania, Italia e Inglaterra– aparecieron grupos dedicados a conservar semillas prácticamente dadas por perdidas. Aquí, uno de los pioneros fue Josep Sabatés.

Más conocido como Pep Salsetes –“salsitas”, en catalán, en referencia a su anterior profesión de cocinero–, hace 25 años empezó a recorrer la comarca en la que vive (Vallès Oriental, Barcelona) en busca de semillas olvidadas. “Empecé por respeto a nuestros antepasados y a la biodiversidad”, recuerda. “Las semillas antiguas son como los cimientos de una casa, sin ellas no se puede hacer nada, ni siquiera semillas transgénicas”.

Hizo una labor de hormiguita, recorriendo los distintos mercados de su territorio para ganarse la confianza de los pocos payeses que resistieron la industrialización agrícola y conservaron las semillas de sus antecesores. “Iba a un mercado, preguntaba y tiraba del hilo”: con su paciente investigación de campo se han recuperado variedades vinculadas con quien las cultivaba, como el tomate pometa de Lluis Vila, o con la fecha en la que se consumían, como el brócoli azul de Santa Teresa. “Con el agua de su cocción se hacían las ‘sopas escaldadas’ así que, además de recuperar la planta, también se recuperó una receta”, afirma Sabatés.

Asegura que el suyo ha sido un trabajo emocionante a mucho niveles. “Me regalaron unas semillas encontradas en una casa abandonada. Llevarían por lo menos 30 años guardadas en un botecito y parecía imposible que germinasen". Sorprendentemente, los sucesivos cambios de clima hicieron el vacío y las conservaron. "Son unas judías normalillas, pero es un milagro que nacieran”, sonríe.

Pep Salsetes forma parte del Banc de Llavors del Vallès Oriental, un proyecto adscrito a la Xarxa de Graners de Catalunya, organismo que reúne a los distintos grupos de recuperación de simiente catalanes. “Somos una cadena de transmisión ente la gente mayor que nos contó cuándo y cómo se comían estas verduras y los jóvenes que las cultivan hoy en día”. Y es que más allá de considerar el retorno a lo auténtico una moda pasajera, Salsetes piensa que “la gente se da cuenta de que el futuro pasa por los productos recuperados”.

Pero, ¿qué sentido tiene, más allá del arrebato romántico, recuperar semillas que producen poco alimento? “Hoy en día, entre congeladores e invernaderos, el calendario y el origen no tienen ninguna importancia, pero la soberanía alimentaria es vital: que los consumidores puedan controlar qué consumen, de dónde viene, cómo ha sido cultivado o si lleva pesticidas”, dice Pep Salsetes. A continuación, reflexiona que “cada época tiene sus cosas y se empieza a cocinar en los huertos y en los mercados. La vida de las personas depende de ello”.

Sólo en el Vallès Oriental, se han recuperado ya más de 120 especies de hortalizas perdidas. Las judías, con 32 variedades, se llevan la palma; les siguen los tomates (19) y las coles (6). Pero esta comarca no es el único lugar de la península donde se está trabajando en este sentido. Madrid, la Comunidad Valenciana, Euskadi y Andalucía también están por la labor de recuperar un patrimonio que es de todos y que, hasta hace poco, estuvimos a punto de perder.

 

Semillas
¿QUÉ COSECHAMOS?
16 de septiembre, 2016| por Admin | 0 Comentarios


4º Foro de Biodiversidad

Desde el 19 de septiembre 2014 al 21 de septiembre 2014


Hora: Actividades de Foro, viernes 19 a las 17 h. Exposición de variedades hortícola, hasta el domingo 21 de 11 a 22 h.

Donde: Invernadero Envera

¿Qué cosechamos? 4to Foro de Biodiversidad es un encuentro anual organizado por el Banco de Intercambio de Semillas, con el objetivo de poner en común experiencias de producción hortícola de diferente índole.

Se presentará una exposición colectiva de variedades hortícolas producidas a partir de las semillas que forman parte del Banco de Intercambio de Semillas, se realizarán presentaciones y debates sobre la eco-cultura y su relevancia en los contactos locales de la mano de los miembros de la Red de Huertos Urbanos de Madrid.
 
Se anima a los usuarios del Banco de Intercambio a contribuir en la muestra con el fin de dar a conocer la diversidad de variedades y aprender a diferenciarlas a través de su observación y reconocimiento.
 
Para participar en la exposición con una muestra de tu cosecha o presentar tu experiencia contacta con bancodesemillas@colmeeco.com

Recetas
DESCUBRE LA ALBAHACA LIMÓN
16 de septiembre, 2016| por Admin | 0 Comentarios

Albahaca limón

Familia: Lamiaceae (mentas)
Género: Ocimum
Temporada de crecimiento: Anual
Procedencia: Nuevo México.

 

Sabor:
El aroma de limón es potente y aceitoso. Tiene un sabor de aceite de limón concentrado, con  suaves especias y menta. El sabor y aroma de limón-es debido a un alto contenido de citral y la fragancia floral del linalool.
A mi parecer este albahaca tiene el aroma y el sabor de aceite de limón mas fuerte de todas las albahacas. Y por eso que tan idolatrada entre chefs y agricultores por igual.

 

Maridaje:
La albahaca limón se utiliza en ensaladas y vinagretas  / queso y huevo / bebidas, helados y frutas /verduras de verano /mariscos y aves.


También es excelente en productos horneados: galletas, pasteles, magdalenas y bollos, porque logran capturar su esencia.

Green Guerrilla
WINDOWFARMS
16 de septiembre, 2016| por Admin | 0 Comentarios

El proyecto Windowfarm cada vez se extiende más alrededor de todo el mundo. En su comunidad cada vez son más las mejoras que se van implementando. Y es que en su filosofía, si tienes una ventana tienes un huerto urbano. La plataforma fue creada por Britta Riley en 2009.

Windowfarm es un sistema hidropónico vertical de riego automático, en una ventana o cerca de una. Los maceteros son botellas PET recicladas con bolas de arcilla a modo de sustrato.

El aumento de la población mundial hace que la presión sobre las tierras cultivables sea cada día mayor. Disponer y aprovechar cualquier espacio para cultivar nuestros propios alimentos será cada más importante. Con este sistema cada ventana será una oportunidad para cultivar en la ciudad. Al ser un cultivo vertical, el ahorro de espacio es notable.

El sistema es muy sencillo, a partir de unas botellas de plástico construimos un cultivo hidropónico. Las botellas se cuelgan del revés unas sobre otras, introduciendo el cuello de botella en la base de la siguiente. Una mejora en ese sentido es colocar un tubito que vaya del tapón directamente a la maceta que contiene las raíces, así nos ahorramos rociar la planta y ensuciar las hojas (menos fotosíntesis).

Con la ayuda de una bomba de agua se sube el agua de la última botella, colocada del derecho claro, hasta arriba dónde deberíamos colocar otro depósito que distribuya el agua si tenemos más de una columna.

Ponemos el sustrato, que puede ser desde bolas de arcilla a sustrato de coco, en unas pequeñas macetas de rejilla. La botella debe estar horadada en la parte superior para dejar pasar las hojas de la planta y hay que pintar la parte inferior para proteger las raíces de la luz.

El último consejo es tener en cuenta la orientación hacia el sol de la ventana: hacia el sur tenemos el máximo de luz, pero también debemos seleccionar las plantas según la cantidad de luz que necesita. Para este tipo de detalles es mejor que consultéis el window farm project, una tienda online donde os proporcionan todo lo necesario para comenzar en este mundo.

 

ESCRÍBENOS